Todo lo que necesita saber sobre la varicela

Pregnancy
La varicela es una infección bastante contagiosa causada por el virus varicela-zóster. Aunque resulta muy incómodo, la mayoría de las personas la superan en 1 o dos semanas.

Se produce una erupción parecida a una ampolla que primero aparece en la cara y en el tronco y, luego, se extiende por el cuerpo. Aunque no pone en riesgo la vida del paciente, puede haber complicaciones.

Datos rápidos sobre la varicela

A continuación, explicamos algunos de los puntos clave sobre la varicela. Puede consultar más detalles en el artículo principal.

  • El virus varicela-zóster es el causante de la varicela.
  • Necesita un periodo de incubación de 10 a 21 días.
  • Es muy contagiosa.
  • La infección se propaga de forma muy similar a los resfriados y a la gripe.
  • Normalmente, el médico puede dar un diagnóstico con la simple observación de los signos y los síntomas.

Síntomas

chicken pox
El síntoma más característico de la varicela es el sarpullido.

Antes de que aparezca el sarpullido, podemos experimentar:

  • un sentimiento general de malestar;
  • fiebre, que es bastante más grave en los adultos que en los niños;
  • dolor en los músculos;
  • pérdida de apetito, o
  • en algunos casos, sensación de náuseas.

Tras su aparición, podemos padecer:

  • Sarpullido: La gravedad varía desde unos pocos granos hasta un sarpullido que cubre todo el cuerpo.
  • Granos: Se desarrollan en forma de racimo y generalmente aparecen en la cara, extremidades, pecho y la zona del estómago. Tienden a ser pequeños, rojos y con picazón.
  • Ampollas: Pueden desarrollarse en la parte superior de los granos y puede causar mucha comezón.
  • Oscurecimiento: En torno a las 48 horas, las ampollas se oscurecen y empiezan a secarse. Aparece una costra.
  • Curación: En torno a los 10 días, las costras desaparecen por sí solas.

Durante todo el ciclo, pueden aparecer nuevos granos, en algunos casos, el paciente podría sufrir diferentes tipos en diversas fases de comezón, sequedad y creación de costras.

Otros síntomas

Algunas personas sufren síntomas más graves.

Si padece algunos de los siguientes síntomas, debería contactar con el médico:

  • La piel que rodea a los granos o a las ampollas se vuelve dolorosa y rojiza.
  • Tiene dificultades al respirar.

La mayoría de los individuos sanos consiguen recuperarse por completo, como en un resfriado o gripe. Lo único que deben hacer es descansar y beber muchos líquidos.


Tratamiento

Normalmente, la varicela se supera tras una o dos semanas sin tratamiento. No existe ninguna cura, pero puede prevenirla con una vacuna.

El médico podría recetar medicación o aconsejar algunos remedios para reducir los síntomas de comezón y malestar. También puede ayudarle a prevenir la transmisión a otras personas.

Dolor o fiebre: El Tylenol (acetaminofeno), disponible para la compra en línea, podría ayudar con los síntomas de altas temperaturas y dolor. Es importante seguir las instrucciones del fabricante. Los productos que contienen aspirina NO deberían utilizarse durante la varicela, ya que puede provocar complicaciones. El acetaminofeno (Tylenol) puede utilizarse también durante el embarazo.

Evitar la deshidratación: Es importante beber abundantes líquidos, preferiblemente, agua, para evitar la deshidratación. Algunos médicos recomiendan helados sin azúcar o Pedialyte para los niños que no beben lo suficiente

Dolor en la boca: Los helados sin azúcar ayudan a facilitar los síntomas del dolor si la personas presenta granos en la boca. Las comidas saladas o picantes deberían evitarse. Si sufre dolor al masticar, la sopa podría ser una buena opción, pero no debería estar muy caliente.

Comezón: Puede ser grave, pero es importante no rascarse para reducir el riesgo de que aparezcan cicatrices.

Los siguientes consejos podrían ayudar a no rascarse:

  • Mantener las uñas de los dedos limpias y lo más cortas posibles.
  • Colocar guantes o incluso calcetines en las manos del niño cuando se va a dormir, por lo que, si intenta rascarse durante la noche, no se romperá la piel.
  • Aplicar loción calmante o bañarse en avena para reducir la comezón.
  • Llevar prendas holgadas.

Se pueden recetar medicamentos antivirales durante el embarazo, para los adultos con un diagnóstico temprano, en recién nacidos o para aquellos que tenga un sistema inmunológico debilitado. Por ejemplo, el Aciclovir.

Los medicamentos funcionan mejor si se aplican durante las primeras 24 horas en las que se desarrollan los síntomas. El Aciclovir reduce la gravedad de los síntomas, pero no cura la enfermedad.


Prevención

Existe una vacuna para la varicela. Para los niños, se suelen utilizar 2 dosis, una entre los 12 y los 15 meses y otra entre los 4 y los 6 años. Evitan la varicela en el 90% de los casos.

En Estados Unidos, se administra habitualmente la vacuna de la varicela a los niños.

Complicaciones

Los adultos son más susceptibles a tener complicaciones que los niños, pero, aún así, es muy raro que aparezcan.

Si las ampollas se infectan con bacterias, el riesgo de sufrir complicaciones es mayor.

Las mujeres embarazadas, los recién nacidos y los niños de hasta 4 semanas, así como las personas con un sistema inmunológico debilitado, son más propensos a experimentar complicaciones.

Si la piel que rodea a los granos y las ampollas se vuelve rojiza, sensible e irritada, es posible que estén infectados. Algunas personas con varicela pueden desarrollar neumonía.

Encefalitis: Se puede producir una inflamación en el cerebro.

Síndrome de Reye: Son casos muy raros, pero se puede producir una enfermedad muy grave cuando los niños y los adolescentes se están recuperando de una infección viral, como la varicela. Provoca que el hígado y el cerebro se hinche.

La mayoría de los individuos que desarrollan complicaciones se recuperan por completo.

Varicela y embarazo

pregnant woman with fever
La varicela puede conllevar complicaciones adicionales si aparece durante el embarazo.

La varicela puede conllevar complicaciones adicionales si aparece durante el embarazo.

Durante el embarazo, existe un pequeño riesgo de desarrollar neumonía con la varicela.

También existe el peligro de transmitir la infección al feto.

Si la infección se produce durante las primeras 20 semanas de embarazo, habrá un alto riesgo de que se produzca el síndrome de varicela fetal, lo que puede provocar la formación de cicatrices, problemas oculares, drenaje cerebral y acortamiento de brazos o piernas.

Si la infección se desarrolla en la etapa final del embarazo, la varicela podría transmitirse directamente al feto y el niño puede nacer directamente con la enfermedad.

Si se expone a la varicela o la culebrilla durante el embarazo, es muy importante hablar con el médico inmediatamente.


Varicela y sistema inmunológico debilitado

El riesgo de sufrir varicela y desarrollar complicaciones son superiores en una persona con un sistema inmunológico debilitado.

Puede tener un sistema inmunológico debilitado si:

  • toma determinados medicamentos;
  • sufre cáncer;
  • se encuentra bajo tratamiento como la radioterapia o la quimioterapia, o
  • sufre una enfermedad crónica, como el lupus o la artritis reumatoide.

Las complicaciones de la varicela pueden incluir meningitis, sepsis o septicemia y neumonía.

Imágenes

Advertencia: Las siguientes imágenes pueden herir su sensibilidad.

Fases

La varicela se desarrolla en diferentes fases.

Transmisión

La erupción con picazón es uno de los signos más frecuentes de la varicela.

La varicela, los resfriados y la gripe se propagan de forma similar. Las personas pueden infectarse si tocan las ampollas directamente, si inhalan partículas del virus procedentes de dichas ampollas o si respiran el mismo aire que rodea al individuo infectado.

En la mayoría de los casos, la varicela se transmite mediante:

  • el contacto directo con las ampollas de alguien que tenga el virus de la varicela-zóster;
  • la inhalación de las partículas presentes en las ampollas de alguien infectado, o
  • la inhalación de pequeñas partículas cuando alguien infectado habla o tose.

La varicela tiene un periodo de incubación de entre 10 y 21 días. En otras palabras, el sarpullido aparecerá entre los 10 y 21 días posteriores a la exposición del virus.

El sarpullido

Una persona infectada se considera contagiosa 2 días después de que aparezca el sarpullido, el cual puede suponer la aparición de entre 250 y 500 ampollas con comezón.

La varicela continúa siendo contagiosa otros 5-7 días, o hasta que todas las ampollas hayan formado costras.

Cuando hayan cicatrizado todas las heridas, las infectadas no contagiarán a las otras, pero los individuos con sistemas inmunológicos debilitados pueden seguir siendo contagiosos durante más tiempo.

En la mayoría de los casos, las marcas de la varicela se curan sin cicatrices.

Culebrillas

Shingles
Las culebrillas pueden desarrollarse como una complicación de la varicela.

Las culebrillas pueden desarrollarse como una complicación de la varicela.

La varicela y las culebrillas las causan el mismo virus. Las segundas aparecen cuando el virus de la varicela-zóster se activa tras un caso previo de varicela.

Las complicaciones de las culebrillas pueden incluir:

  • neuralgia posherpética, con dolor en la culebrilla, la cual dura mucho tiempo después de que las ampollas hayan desaparecido;
  • pérdida de visión si las culebrillas causan infecciones oculares;
  • problemas neurológicos debido a una inflamación en el cerebro, o
  • infecciones de piel, sobre todo, si las ampollas no se tratan de forma adecuada.

Una persona no le puede transmitir la culebrilla, pero un individuo que nunca haya padecido varicela o que nunca se haya vacunado puede contraer varicela de alguien con culebrilla. Sin embargo, alguien con varicela no puede contagiársela.

Causas

El virus varicela-zóster es el causante de la varicela. Las personas se infectan tras haber estado en contacto con alguien infectado, ya sea adulto o niño.

La varicela es una de las enfermedades más infecciosas. Los individuos que nunca han tenido varicela y que nunca se han vacunado contra ella tienen un mayor riesgo de infección.

Diagnóstico

El médico o enfermero sabrá reconocer si el niño o el adulto tiene varicela solo con mirarle y hacerle algunas preguntas. No se necesitan pruebas médicas que ayuden en el diagnóstico. En ocasiones excepcionales, la varicela podría confundirse con la sarna o algún tipo de picadura de insectos.

Traducido por Carmen María González Morales

Revisado por Brenda Carreras

Leer el artículo en Inglés

Products You May Like

Articles You May Like

Parenting 101: Facts about Nature vs. Nurture
Family Travel Must Haves for Tropical Trips
Educational Toys That Bring Learning From The Classroom To The Playroom
Marriage Advice: Choose to Love Your Spouse Everyday
21 Interesting and Short Fairy Tales For Kids

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *